Muchas veces las pacientes confunden el uso del Botóx y el Ácido Hialurónico. Aunque ambos son tratamientos para combatir el envejecimiento, existen ciertas diferencias que debes conocer entre ambos tratamientos.

¿Qué es el Botox?

El Botox, también conocido como toxina botulínica, es un tratamiento que relaja los músculos de forma temporal.  Se utiliza con fines estéticos para mejorar significativamente las arrugas existentes, embellecer el rostro gracias a su efecto lifting y no menos importante, la prevención de nuevas arrugas. También es muy eficaz en el tratamiento de la hiperhidrosis  o sudoración excesiva de axilas y manos. La duración de los efectos del Botox puede variar según el paciente entre los 4 y 6 meses.

¿Qué es el Ácido Hialurónico?

El Ácido Hialurónico es una molécula que se encuentra de forma natural en nuestro organismo, esta sustancia se encarga de mantener nuestra piel hidratada y turgente.

Lamentablemente con el paso de los años, (desde los 25 años), comienza a disminuir su concentración en nuestra piel y comienza a debilitarse y aparecer las temidas arrugas.

Gracias al uso del Ácido Hialurónico es posible rellenar la piel, consiguiendo que las arrugas mejoren al instante.

El efecto dura aproximadamente de 6 a 18 meses dependiendo de la zona, y se reabsorbe de forma natural.

También debes saber que se puede aplicar para rellenar arrugas, cicatrices, surcos, secuelas de acné o aumentar el tamaño de labios y pómulos

¿Cuáles son las diferencias entre ambos tratamientos?

Tanto el Bótox como el Ácido Hialurónico son tratamientos que sirven para combatir el envejecimiento al mejorar significativamente las arrugas, siendo en muchas ocasiones, técnicas complementarias.

El Bótox se usa principalmente para arrugas dinámicas, es decir las producidas por la musculatura y su exceso de tonicidad y en muchos casos es el tratamiento inicial para la mejora integral del rostro. Los rellenos de Acido Hialurónico se usan tanto para perfeccionar el efecto del Bótox si procede, como para rellenar arrugas en zonas que no se pueden tratar con Bótox y restablecer volúmenes perdidos, como en pómulos y labios.

¿Qué tratamiento en el más adecuado en tu caso?

Si quieres saber cómo combatir las arrugas de expresión en tu caso, lo ideal es realizar una primera visita con el especialista. Nadie mejor que un médico-estético para indicarte la mejor solución en tu caso.

En Vilamèdic te atenderán profesionales que llevan mejorando la vida de sus pacientes durante años, tras escuchar detenidamente las necesidades de cada uno de ellos, dando prioridad a la belleza y la naturalidad. Llama ahora y ponle fin al envejecimiento.