Hay diferentes factores que vuelven opaco nuestro rostro, sin luminosidad. Algunos de ellos son:

 

  • Una alimentación inadecuada, rica en grasas y pobre en frutas y verduras. Ésto hará que nuestra piel se vuelva más grasienta de lo habitual. Por lo que es importante evitar este tipo de alimentación.

 

  • No descansar correctamente, no menos de 6 horas ni más de 10, sería lo justo para que nuestra piel recupere su equilibrio natural y se recupere de la agresión sufrida durante el día.

 

  • Protegerse de los rayos solares, incluso en inverno. Es importante aplicar una crema de protección solar a diario para prevenir los efectos de los rayos de sol en nuestra piel.

 

  • Desmaquillarse al final del día, incluso si no aplicamos maquillaje. Es una manera de oxigenar nuestra piel y así mantenerla en perfecto estado.

 

 

¿ Con que tratamientos podemos ayudarte a recuperar la luminosidad de tu piel ?

 

Hay un tratamiento estrella, tratamiento en cabina Vita C. A diferencia de otros tratamientos de este tipo, éste utiliza Vitamina C pura, libre, estable y de fácil penetración. A parte de aportar mayor luminosidad al rostro consigue unificar el tono de la piel.

Se complementa con un serum de Vitamina C al 8% o al 15% (en función del tipo de piel) y una crema booster de Vitamina C para continuar el tratamiento en casa.