La aparición de manchas faciales puede ser debido a varios motivos, como por ejemplo la exposición solar, la mala alimentación o el tabaquismo, entre otros.

Si quieres tratar las manchas de tu rostro, podemos ayudarte con dos tratamientos:

 

 

 

  • Peeling o Mascarilla despigmentante: es ideal realizar este tratamiento en los meses de otoño e invierno. Se realiza en cabina, bajo la supervisión del especialista en Medicina Estética y luego hay que realizar una fase de mantenimiento en casa. Es un procedimiento de blanqueamiento dérmico que paraliza la producción de melanina durante un largo período de tiempo.

 

  • Luz Pulsada o IPL : el objetivo es renovar la superficie de la piel para eliminar manchas seniles, manchas causadas por el sol o alteraciones vasculares. Además conseguimos mejorar el aspecto de la piel y conseguir un tono más uniforme.