La piel con impurezas es un problema que afecta a personas de diferentes edades.

El tratamiento con el que trabajamos normaliza pieles con:

  • tendencia a infectarse
  • queratosis
  • seborrea

 

Para conseguir una piel limpia, hidratada, matificada, con un tono uniforme y sin imperfecciones, es imprescindible:

  • Limpiar y purificar tu piel
  • Hidratar con una crema equilibrante y matificante
  • Reparar la piel